¿Cómo se realiza LA INSPECCIÓN?

Durante la inspección, un responsable designado por los propietarios acompañará a nuestros técnicos y les facilitarán el acceso a todas las estancias comunitarias. En caso de existir comercios, el representante de la comunidad acordará con ellos el acceso al local en caso de que los técnicos lo crean oportuno para la detección de alguna anomalía que así  lo exija.
El responsable proporcionará acceso a los técnicos mediante elementos auxiliares como escaleras para acceder a patios interiores, trampillas para acceder a la cubierta u otros. Los especialistas de Inlarq, una vez recibidas con antelación las anomalías existentes, visitarán las viviendas que estén afectadas por fisuras, grietas de cierta relevancia, humedades, etc, sin que por ello suponga un aumento del presupuesto. Esta sería una buena ocasión para plantear cualquier consulta o asesoramiento técnico relativo al edificio sin incremento alguno.

¿Qué se INSPECCIONA?

La inspección consiste en un análisis visual del edificio para detectar aquellas deficiencias que deben corregirse para la buena habitabilidad interna y la seguridad integral del edificio.
Dichas deficiencias se ponen en conocimiento de la comunidad y posteriormente al organismo competente mediante el correspondiente dictamen.
Los elementos a inspeccionar serán:

CIMENTACIÓN

Nuestros técnicos deben tener acceso a los sótanos y zonas más cercanas a la cimentación para comprobar su comportamiento en el arranque de pilares, muros, fachadas, soleras o forjados sanitarios.

ESTRUCTURA

Los técnicos accederán a alguna vivienda sin necesidad de visitar todas las del edificio. Lo más aconsejable es visitar viviendas de la planta baja o la última planta, ya que son las que más sufren los posibles movimientos de la estructura.
Las plantas intermedias no son relevantes salvo que exista alguna consulta concreta que se deba poner en conocimiento de nuestros técnicos para evaluarla in situ.

FACHADA

La inspección de la fachada tiene como objetivo verificar que todos los elementos que la componen están perfectamente anclados y no hay ningún deterioro que pueda provocar desprendimientos parciales o completos que pongan en riesgo la seguridad del entorno.
Se comprueba desde el exterior los elementos principales de la fachada (ladrillo o enfoscados), elementos de remate (vierteaguas, albardillas y remates) y elementos de ornamentación o decoro (celosías, impostas, cornisas,etc).
También se revisarán los falsos techos desmontables de las zonas comunes y se facilitará el acceso mediante escalera para la revisión de su anclaje.
La pintura de la fachada y su estado no serán evaluadas salvo que formen parte de la impermeabilización del edificio, en cuyo caso se someterán a la inspección del técnico.

CUBIERTA

La comunidad pondrá al servicio de nuestros técnicos las medidas de seguridad necesarias y facilitará el acceso para revisar la estanqueidad, los encuentros de faldones con chimeneas, ventanas y paramentos, junto al estado de canalones, limas y bajantes.

SANEAMIENTO

La comunidad indicará a nuestros técnicos el recorrido de los saneamientos y se  encargará del levantamiento de tapas para la revisión de arquetas y pozos.
Muy importante: Nuestros técnicos evaluarán el riesgo de aquellos elementos que puedan desprenderse y exigirán la eliminación de los mismos si estiman que ponen en peligro inminente la seguridad del entorno. Si su ausencia no genera ninguna patología adicional, la propiedad decidirá su reposición, nunca el técnico.

¿Qué OCURRE DESPUÉS?

Una vez efectuada la inspección, elaboramos un informe con los impresos que emite el ayuntamiento al que adjuntamos un plano de situación con el edificio inspeccionado.

ACTA FAVORABLE

Se presenta el informe y el trámite terminado con una validez de 10 años.

ACTA DESFAVORABLE

Si se presenta el acta desfavorable, el ayuntamiento cuenta con un informe donde se indican las incidencias que hay que subsanar. En las notas de este presupuesto se pueden ver los puntos que abordan el trámite a seguir desde un acta desfavorable.
Si la comunidad o el ayuntamiento lo requiere se puede elaborar un informe adicional donde se indican las incidencias (incluyendo fotos), con un análisis en profundidad de cada una de ellas. Este segundo informe se puede utilizar para solicitar presupuestos a diferentes empresas constructoras para corregir las anomalías.
(Este presupuesto es de 250,00 € + I.V.A. por edificio)
la comunidad quiere que nuestros técnicos defiendan sus intereses como Dirección Facultativa en el arreglo de incidencias, se llevarán a cabo unas mediciones claras y concretas de cada anomalía para que la comunidad pueda hacer una comparativa rápida y sin errores de todos los arreglos pendientes. Nuestros técnicos se encargarán de presentar una documentación adicional de cada empresa para que la elección no esté basada únicamente en el precio sino en garantías, plazos, compromisos, financiación y desarrollo profesional de la empresa.
Como Dirección Facultativa Inlarq hará un seguimiento de las obras para confirmar que todo se ejecuta de forma correcta y sin imprevistos.
Una vez terminados los trabajos se emite un Dictamen Favorable de la inspección.
(Este presupuesto es de 750,00 € + I.V.A. por edificio)
En el caso de no contratar a la Dirección Facultativa el informe favorable una vez arregladas las incidencias se facturará aparte.
(Este presupuesto es de 7,50 € + I.V.A. por cada vecino  – Reg. Catast. Particular –  del edificio afectado)

La GARANTÍA

Entendemos que el cliente necesita un trabajo transparente y de confianza. Por ello le pedimos que nos acompañe durante la inspección para hacerle partícipe de nuestras decisiones y valorar de manera conjunta la repercusión de las incidencias.
Nuestro equipo de técnicos lleva a cabo una labor rigurosa y precisa con un trato familiar y cercano para el cliente. Así tiene la garantía de un trabajo bien hecho.